Menu

Biografía

Giordano Bruno 1548 – 1600

1548 - 1579

Giordano-Bruno-022En Nola, a comienzos del año, nace Filippo Bruno, que adoptará el nombre de Giordano cuando vista el hábito de los dominicos en junio de 1565. Su padre se llamaba Gion Bruno, “hombre de armas” en el ejército español en Nápoles y Fraulissa Savolino.

En de inmenso (lib. III cap V) cuenta Bruno una experiencia infantil a propósito de los montes Vesubio y Cicada, de la que dedujo que “en cualquier región del globo en que yo pueda encontrarme, igualmente ajenos a mi serán el tiempo y el lugar”.

Otra experiencia infantil importante tuvo que ser la de la fiesta del patrono de Nola, San Paulino, el 26 de junio. En esa fecha todos los años, salían en procesión por las calles de la ciudad nueve torres con forma de pagodas en las que se han visto reminiscencias de arte indio. Estas torres, más altas que las casas más altas de la localidad, iban adornadas con numerosas imágenes y pinturas alegóricas.

La procesión culminaba en las torres de la plaza de la catedral, mientras jóvenes de la Nola ejecutaban mimos y danzas en torno a ellas. Tipos análogos de extrañas “imaginerías en movimiento” a menudo están presentes en la obra Bruniana, así en el Spaccio y el De umbris idearus. No es improbable, por otro lado, que Bruno en su temprana juventud conociese al famoso poeta Luigi Tansillo (1510 – 1568) de familia nolana, Bruno a menudo cita sus poemas y le hace interlocutor de algunos de sus diálogos de Degli erioci furori, si bien no siempre cita la procedencia de los versos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Giordano-Bruno-023dAsiste en el Studium Generale a las lecciones públicas de V. Colie de Sarnio y privadamente estudia en el monasterio agustiniano de Nápoles con Téofilo de Vairano, que fue tutor del príncipe Marco Antonio Colonna.

Giordano-Bruno-025Ingresa en el monasterio de Santo Domingo de Nápoles, donde adopta el nombre de Giordano.

Giordano-Bruno-026Profesa en la Orden: hace los primero votos.

 

 

Giordano-Bruno-027A la edad de veintitrés años es llamado a Roma por el Papa dominico Pio V (1572) y su inquisidor Fidei el cardenal Rebiba (1504 – 1577), para que exponga ante Su Santidad su sistema de memoria artificial. El Papa acepta que Bruno le dedique una obra (perdida) sobre el Arca de Noe, que sin duda era un sistema mnemónica. Esta anécdota aparece en el diario del bibliotecario de la Abadía de San Víctor de París, Guillaume Cottin, con fecha de 6 de diciembre de 1585.

Giordano-Bruno-028bCanta su primer misa en el convento de San Bartolomé de la Ciudad de Campagna, después de pasar por varios monasterios de la orden, cuyo ambiente reflejara en la comedia satírica El Candalaio.

 

Giordano-Bruno-029Se doctora en Teología. Además de los estudios ordinarios de filosofía, escolástica, basada en las obras de Santo Tomás, por el que siempre sentiría gran reverencia, estudia también a Aristóteles y a sus comentaristas árabes y hebreos, como Averroes y Ben Gabirol.

Giordano-Bruno-030Parece ser que Bruno fue por entonces procesado dos veces, la primera según diría a los inquisidores venecianos, años después por haber quitado de su celda algunas imágenes de santos y haber conservado tan solo un crucifijo,… la otra por haber … recomendado a un novicio que estaba leyendo la “La Istoria delle sette allegrezze” que tirase el libro y se pusiese a leer alguna otra obra como las Vidas de los Santos Padres.

Se le acuso también de defender la herejía arriana. Bruno estaba convencido, como repitió muchas veces, que no se había entendido bien la doctrina de Arrio.

En marzo, aun sin concluir el proceso, huye del convento y peregrina durante dos años por Liguria, Piamonte, Veneto y Lombardia. En la ciudad genovesa de Noli enseña Astronomía. En Venecia el también dominico Remigio Nannini Fiorentino le permite que imprima su obra también perdida De los signos de los tiempos. En Venecia estaba alojado cerca de la Plaza de San Marcos.

Giordano-Bruno-031Pasa del Piamonte a Chambery, luego a Ginebra. Es recibido por el napolitano calvinista Marques de Vico. Bruno abandona definitivamente su hábito religioso. Sin embargo le dice a Vico que no piensa “adoptar la religión de la ciudad, sino que desea permanecer allí, siempre que pueda vivir con libertad y seguridad”.

En mayo inscribe su nombre en el Libro del Rector de la Universidad de Ginebra, y en agosto publica un violento ataque contra Antoine de la Faye, distinguido profesor calvinista y traductor de la Biblia. Bruno expone veinte errores advertidos en una sola lección del profesor.

Bruno es arrestado, procesado y se le obliga a someterse a la autoridad. Bruno huye de Ginebra tan pronto como puede, lleno de rencor contra la “multiforme eresia”.

1578 - 1600

Después de pasar por Lyons, gran centro librero, llega a Toulouse, bastión del protestantismo francés, donde permanece dieciocho meses. Recibe el doctorado en Artes y una cátedra de filosofía.

Explica Astronomía y el De amo, a de Artistóteles, sobre el que escribe una obra perdida.

En este periodo también publica su obra Clavis Magna, también perdida y que debía ser una obra de mnemónica y lulismo. Bruno la tenía en gran estima y la cita frecuentemente.

Es atacado duramente por los aristotélicos y abandona Toulouse.

Asiste en el Studium Generale a las lecciones públicas de V. Colie de Sarnio y privadamente estudia en el monasterio agustiniano de Nápoles con Téofilo de Vairano, que fue tutor del príncipe Marco Antonio Colonna.

  

Ingresa en el monasterio de Santo Domingo de Nápoles, donde adopta el nombre de Giordano.

Profesa en la Orden: hace los primero votos.

A la edad de veintitrés años es llamado a Roma por el Papa dominico Pio V (1572) y su inquisidor Fidei el cardenal Rebiba (1504 – 1577), para que exponga ante Su Santidad su sistema de memoria artificial. El Papa acepta que Bruno le dedique una obra (perdida) sobre el Arca de Noe, que sin duda era un sistema mnemónica. Esta anécdota aparece en el diario del bibliotecario de la Abadía de San Víctor de París, Guillaume Cottin, con fecha de 6 de diciembre de 1585.

  

Canta su primer misa en el convento de San Bartolomé de la Ciudad de Campagna, después de pasar por varios monasterios de la orden, cuyo ambiente reflejara en la comedia satírica El Candalaio.

 

Se doctora en Teología. Además de los estudios ordinarios de filosofía, escolástica, basada en las obras de Santo Tomás, por el que siempre sentiría gran reverencia, estudia también a Aristóteles y a sus comentaristas árabes y hebreos, como Averroes y Ben Gabirol.

 

Parece ser que Bruno fue por entonces procesado dos veces, la primera según diría a los inquisidores venecianos, años después por haber quitado de su celda algunas imágenes de santos y haber conservado tan solo un crucifijo,… la otra por haber … recomendado a un novicio que estaba leyendo la “La Istoria delle sette allegrezze” que tirase el libro y se pusiese a leer alguna otra obra como las Vidas de los Santos Padres.

Se le acuso también de defender la herejía arriana. Bruno estaba convencido, como repitió muchas veces, que no se había entendido bien la doctrina de Arrio.

En marzo, aun sin concluir el proceso, huye del convento y peregrina durante dos años por Liguria, Piamonte, Veneto y Lombardia. En la ciudad genovesa de Noli enseña Astronomía. En Venecia el también dominico Remigio Nannini Fiorentino le permite que imprima su obra también perdida De los signos de los tiempos. En Venecia estaba alojado cerca de la Plaza de San Marcos.

 

Pasa del Piamonte a Chambery, luego a Ginebra. Es recibido por el napolitano calvinista Marques de Vico. Bruno abandona definitivamente su hábito religioso. Sin embargo le dice a Vico que no piensa “adoptar la religión de la ciudad, sino que desea permanecer allí, siempre que pueda vivir con libertad y seguridad”.

En mayo inscribe su nombre en el Libro del Rector de la Universidad de Ginebra, y en agosto publica un violento ataque contra Antoine de la Faye, distinguido profesor calvinista y traductor de la Biblia. Bruno expone veinte errores advertidos en una sola lección del profesor.

Bruno es arrestado, procesado y se le obliga a someterse a la autoridad. Bruno huye de Ginebra tan pronto como puede, lleno de rencor contra la “multiforme eresia”.